“Debemos evitar que el Seguro Social siga desangrándose. Hay que desterrar la ineficiencia, el abuso, la corrupción”, dijo Paúl Granda, presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), ayer al dar un balance sobre la situación actual de la entidad.

Sobre el fondo de pensiones, reconoció que hubo dos hechos que hicieron que el seguro perdiera liquidez: la pérdida del aporte estatal del 40%, entre el 2015 y el 2018, y el cambio en las tasas de aportaciones, en octubre del 2015, con la cual disminuyó la contribución a pensiones y aumentó la de salud.

“El seguro social se come sus ahorros para cubrir pensiones”, subrayó el funcionario, quien detalló que en los últimos años se han desinvertido más de USD 5 mil millones.

En cuanto al Seguro General de Salud, advirtió que la situación es crítica. Con este fondo el Estado mantiene una deuda por al menos USD 3000 millones por atenciones a jubilados, personas con discapacidad y enfermedades catastróficas.

“Hay un comité que está trabajando para establecer con claridad el monto de esa deuda”. Añadió que también existen deudas desde el Seguro Social hacia el Ministerio de Salud que hay que verificar.

Según los registros del IESS, el monto adeudado asciende a USD 23 millones. Granda indicó que existe una cartera por recaudar de aproximadamente USD 1 400 millones. Adicionalmente, hay pérdidas por USD 400 millones por procesos de compra y gestión de medicinas y un monto de USD 33 millones en bienes e inmuebles sin ejecución de remate.

Mientras que los servidores públicos adeudan a la entidad USD 17 millones en obligaciones patronales.

“Somos profundamente ineficientes en atención de salud. Vamos a priorizar la atención de primer nivel”, subrayó. Para mejorar el servicio, el IESS incorporará 80 nuevos prestadores.

El titular de la entidad subrayó que las decisiones que se tomarán para hallar solución a los problemas de carácter estructural que tiene la entidad, serán resultado de un consenso entre los diferentes actores de la seguridad social. Entre las medidas previstas por la entidad está un “nuevo modelo de afiliación y recaudación”.

El IESS firmó ayer un convenio de cooperación con la Organización de Naciones Unidas, con fines de asistencia técnica y fortalecer los mecanismos de transparencia y lucha contra la corrupción.

Granda señaló que para finales de mes se prevé finalizar el estudio actuarial sobre el fondo de pensiones y a finales de febrero el del fondo de salud.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK