Compartir

El cantante y compositor británico Paul McCartney alcanzó un acuerdo con la empresa Sony ATV Music Publishing sobre los derechos del catálogo de los Beatles, evitando un batalla legal que podría haber sacudido la industria de la música.

Shutterstock

McCartney interpuso en enero una demanda ante una corte de Estados Unidos para recuperar los derechos, que ATV obtuvo tras varias transacciones antes de ser comprados por Michael Jackson en 1985. El rey del pop se alió en 1995 con Sony y juntos crearon Sony ATV.