Compartir

El Consejo de Participación se creó hace casi nueve años con la vigencia de la Constitución de Montecristi

El Telégrafo

Sectores sociales insisten en pedir la renuncia de los vocales y hasta la desaparición del Consejo de Participación Ciudadana (CPC), creado con la Constitución de Montecristi, porque creen que incumplió sus principales atribuciones constitucionales de luchar contra la corrupción y elegir autoridades con transparencia.

Este pedido surgió en la campaña electoral, pero se acentuó tras los escándalos de corrupción relacionados con el caso Odebrecht y la supuesta implicación del contralor Carlos Pólit –electo por el CPC– que se conocieron en días pasados.

Y de hecho, para hoy está prevista la comparecencia de las autoridades del Consejo en la Comisión de Fiscalización que tramita un juicio político contra el contralor.

Fuente: El Universo