Compartir

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Pichincha, en entrevista en Notimundo a la Carta, señaló que el gremio viene pidiendo todos los días al Distrito Metropolitano de Quito que se intensifiquen los controles contra la informalidad.

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte en Taxis de Pichincha, en entrevista en Notimundo a la Carta, señaló que el gremio viene pidiendo todos los días al Distrito Metropolitano de Quito que se intensifiquen los controles contra la informalidad, actividad que genera insatisfacción en la ciudadanía y en quienes forman parte de las compañías y cooperativas legalmente constituidas en la capital. “El taxismo ilegal e informal genera, además, inseguridad ciudadana. Conocemos que en Quito circulan vehículos con adhesivos paralelos a los emitidos por el Municipio”, acotó.

Asimismo, Brunis indicó que el Municipio ha confirmado que no se realizará ningún proceso de legalización de los taxis piratas que circulan en la capital, y de la misma forma afirmaron que desde la Agencia Nacional de Tránsito se creará un equipo de élite conformado por 60 agentes para que realicen los controles. “El Municipio adquirió un terreno en Quitumbe para  retener ahí a estos vehículos que están circulando sin ninguna autorización. Por ello nos mantendremos vigilantes para que se cumplan estos parámetros”, detalló.