Compartir

Por unanimidad (118 votos), el pleno de la Asamblea Nacional aprobó las reformas a la Ley de Seguridad Social, que establece el incremento de la pensión de los jubilados del Seguro Social Campesino de $ 65 a $100.

El Telégrafo

Este será retroactivo, es decir, a partir del 1 de enero del 2018. El incremento beneficia a más de 1’151.000 personas, de las cuales cerca de 400 mil son jefes de familia, cerca de 80 mil jubilados y unos 700 mil dependientes.

El valor de las pensiones se incrementará de manera automática cada año en el mismo porcentaje que aumente el salario básico unificado.

La norma garantiza, además, una protección a la mujer campesina. Considera como jefe de familia al hombre o mujer, por lo que en ningún caso se podrá excluir a cualquier persona por razón de sexo para acceder a las prestaciones del Seguro Social Campesino.

Para instrumentar la ley, en el plazo de 30 días, contados a partir de la publicación en el Registro Oficial, el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) reformará su normativa interna.

La sostenibilidad del incremento está garantizada por un período de 26 años, de acuerdo con los estudios actuariales del IESS.

 

Fuente: El Telégrafo