Compartir

El policía José Luis Fuentes, detenido desde julio por posible fraude procesal, supuestamente escribió la palabra ‘Lasso’ en vez de ‘Jorge Glas’, en una pericia que elaboró dentro del caso Odebrecht.

El Telégrafo

Al uniformado se le encargó la transcripción de uno de los audios que entregó José Conceição Santos, exdirectivo de la constructora en Ecuador y hoy colaborador de la Fiscalía.

Según Claudia Romero, fiscal que maneja este caso, el experto remitió un documento con supuestas inconsistencias, al haber sustituido el nombre de Glas, por el de Lasso, a pesar de que el audio se oye claramente.

En la grabación, Santos dice esto: “Pero yo supe que Jorge Glas está haciendo caja, mucho dinero”. Sin embargo, el perito Fuentes aparentemente redactó lo siguiente: “Pero yo supe que Lasso está haciendo caja, mucho dinero”.

En su versión, el uniformado dijo que este aparente desliz se debió a la presión que ejercieron sus superiores para que entregara a tiempo el informe. Además, señaló que los audífonos los había comprado hace dos años y que uno de los auriculares ya no servía.

También, el agente descartó que desconocidos le hayan solicitado que cambie los nombres deliberadamente. Ayer, este Diario buscó la versión de Luis Valladares, abogado del perito Fuentes, pero no contestó las llamadas.

Glas demandó a Jurado

En medio de estos hechos, ayer, la defensa de Glas presentó una demanda penal en contra del juez Miguel Jurado, por prevaricato.

El magistrado ordenó la prisión preventiva del Vicepresidente, el 2 de octubre, tras el pedido de la Fiscalía.

Según el Código Integral Penal (art. 268), el prevaricato es castigado con cárcel de entre tres y cinco años, cuando es perpetrado por jueces.

La norma indica que esta infracción ocurre cuando el magistrado resuelve un fallo contrario a la ley, provocando un perjuicio para la víctima o el demandado. La demanda es una de las tres acciones que ha presentado la defensa de Glas desde el viernes.

Una ya se tramitó el domingo en la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Un Tribunal negó la acción de Habeas Corpus para el Segundo Mandatario, por lo que mantuvieron su prisión. Los jueces consideraron que su detención no es ilegítima.

Además, en la Corte se tramita una demanda de recusación en contra del juez Jurado.

La recusación permite a las partes (víctima o denunciado) apartar del caso a un juez, porque este puede estar parcializado. Eduardo Franco, abogado del Vicepresidente, ha dicho que Jurado supuestamente “está parcializado con el fiscal”.

La demanda de recusación debe resolverse en un plazo no mayor a cinco días, según el Código de Procesos.

Es decir, hasta este viernes la Corte debe resolver si el proceso judicial continúa en manos de Jurado o si se lo traslada a otro juez.

Ayer también se conoció un pedido de Santos, para que la Justicia de Ecuador no lo sancione, tomando en cuenta que en Brasil ya cumple una condena. Y apeló a los acuerdos que suscribió con la Fiscalía.

Fuente: El Comercio