Compartir

La última en sumarse al Carpool Karaoke de James Corden ha sido la estrella del pop Pink. La artista no sólo hizo un repaso junto al presentador de su trayectoria musical, sino que también enseñó al animador británico algunos movimientos de baile y canto.

Durante el tiempo que pasó en el Carpool Karaoke, la vocalista estadounidense de 37 años confesó, entre risas, al presentador que siendo adolescente estaba obsesionada con bon jovi. Tanto, que esta obsesión le duró parte de su edad adulta y acabó por enviarle a la leyenda del rock un par de calzones.
Además, Pink reveló que iba a ser telonera de N’Sync antes de que fuesen famosos y casi tuvo una incómoda cita amistosa con Joey Fatone.