Compartir

Caldo peligroso, cazuela variada, tres sin sacar, pargo en salsa de mariscos, siete maravillas, arrecife, cebicangre, ensumacao, variedad de ceviches, entre otros, remplazan en Semana Santa a la tradicional fanesca en los balnearios de la provincia de Esmeraldas.

El Telégrafo

Mercedes Simisterra, propietaria de un comedor en el balneario Las Palmas, comenta que los turistas o lugareños prefieren esta variedad que la fanesca. “La sazón es un secreto de cada familia, pero el complemento es el coco, la chillangua, chillararán, oreganón, aliños tradicionales y la buena atención a los comensales”.

En tanto, Juan de Dios Reasco es especialista en combinar platos típicos colombo- ecuatorianos, como el ‘caldo peligroso’, que es similar al ensumacao esmeraldeño. Relata que se lo prepara con cabezas de bagre y pargo, que se lo licua y el extracto en la olla se lo combina con concha, calamar, caracol, jaiba, langostino y camarón.

“Al final lleva dos claves de sabor y por eso no lo pueden imitar”, explica Reasco, mientras indica otra variedad de mariscos que tiene en cartelera en su restaurante.

La ‘provincia verde’  tiene su ruta de los Sabores Afrodisiacos de los Mariscos, que se encuentra ubicada en Las Peñas, Bocana de Ostiones, Playa de África, Bocana de Lagarto, Río Verde, Vuelta Larga, Camarones, Las Palmas, Tonsupa, Atacames, Tonchigüe, Muisne y Mompiche.

Para este feriado de Semana Santa, la provincia aspira a recibir un significativo número de turistas en las 25 mil habitaciones del sector hotelero, más departamentos y cabañas en la costa esmeraldeña, explicó Carlos Acosta, presidente de la Asociación Provincial de Hoteleros.

A esto se suma las promociones en hospedaje, gastronomía, el buen clima e infraestructura vial favorable, indicó Nicolás Francoeur, hotelero de Tonsupa.