Compartir

Los miembros del Consejo Transitorio analizan la incorporación de un test sicológico, análisis financiero, examen toxicológico y la aplicación del polígrafo a los candidatos que superen la etapa de impugnación ciudadana.

Twitter Fiscalía @FiscaliaEcuador

La renuncia del fiscal encargado Paúl Pérez, la semana pasada, motivó que el pleno del Consejo Transitorio (CPCCST) acelerara la aprobación del reglamento para designar a la autoridad definitiva del Ministerio Público. Sin embargo, aplazaron el anuncio para discutir esta semana la incorporación al reglamento de pruebas escritas, orales y de confianza.

La discusión se centró en el tipo de pruebas de confianza que se realizarían y en qué etapa del concurso. El documento que están puliendo, al que tuvo acceso este Diario, señala en su artículo 41 que las pruebas de confianza las activará el pleno del CPCCST, previo a resolver sobre la lista de los 5 postulantes mejor puntuados que pasan a la etapa de impugnación ciudadana.

Los finalistas “deberán hacer las pruebas integrales de confianza, para lo cual el CPSCCT realizará las coordinaciones institucionales que correspondan”. En caso de que el postulante no quiera someterse a las pruebas quedará automáticamente descalificado del proceso y se seguirá con el siguiente mejor puntuado.

Los cinco postulantes que superen la fase de impugnación ciudadana “deberán pasar satisfactoriamente las referidas pruebas”, señala el borrador del reglamento. El presidente del Consejo Transitorio, Julio César Trujillo, dijo que propuso que los aspirantes vayan al polígrafo porque “es una máquina que establece si lo que se dice es verdad, lo que acreditará si el candidato reúne los requisitos para ser Fiscal, por eso estamos pidiendo asesoría de expertos en esta materia, para no cometer errores en la designación de un funcionario tan importante”.

Al respecto el secretario de la entidad, Darwin Seraquive, explicó que al momento estudian los mecanismos de aplicación de las pruebas. “Se está discutiendo la posibilidad de incluir las pruebas de confianza, que es algo nuevo”, dijo. Aquello generó que la aprobación sea suspendida el viernes pasado. “La prueba integral comprende 4 parámetros: un análisis económico de la persona, otro toxicológico, otro sicológico y el sometimiento al polígrafo”, aseveró.

Fuente: El Telégrafo – nota original: LINK