Compartir

Las industrias avícolas, piladoras de arroz y exportadoras de banano serán sometidas a un control interinstitucional para que se respeten los precios establecidos en los acuerdos ministeriales respectivos.

El Telégrafo

Así lo comunicó Rubén Flores, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). El objetivo es garantizar la actividad de los productores agrícolas, sobre todo, de los pequeños. Para tal efecto, la cartera de Estado coordinará con las entidades de control competentes.

“Las acciones de control están encaminadas al cumplimiento del marco legal y la observancia de los precios vigentes para dar tranquilidad a los productores, buenas prácticas comerciales y competencia leal”.

En los oficios dirigidos al sector bananero el funcionario resaltó que el “exportador que no suscriba contrato con los productores y/o comercializadores, no podrá exportar el producto, al igual que el exportador que utilice los cupos en el mercado spot”.

El lunes 14 de mayo, alrededor de 150 agricultores, entre arroceros, maiceros, cacaoteros y otros, de Guayas y Los Ríos y Manabí, se tomaron por cerca de una hora las instalaciones del MAG, ubicadas en la avenida Carlos Julio Arosemena, al norte de Guayaquil.

El motivo de la protesta fue para solicitar al presidente de la República, Lenín Moreno, la salida del titular del MAG, Rubén Flores. Manuel Gonzaga, presidente del Pueblo Montuvio de Ecuador, indicó que el ministro tiene desatendido al sector agropecuario y que no ha accedido a los pedidos de los productores, como el de eliminar la franja de precios para el arroz y maíz e intensificar el control a insumos.

“Ha hecho caso siempre a los agroindustriales, y no a los pequeños agricultores”, mencionó Gonzaga, tras acotar que si hasta el 25 de mayo el presidente Moreno no los atiende “haremos una movilización masiva, a nivel nacional para que de esa manera nos pueda atender”.

La toma del Ministerio finalizó pasadas las 12:10, tras el accionar pacífico de los miembros de la Policía Nacional.