Compartir

El presidente de la República, Lenín Moreno, se reunió con los prefectos de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos e Imbabura para hablar sobre programas de desarrollo y seguridad, especialmente en la zona de frontera.

El Telégrafo

El prefecto del Carchi, Guillermo Herrera, indicó que expusieron al mandatario sobre el bajo nivel de desarrollo en las parroquias y cantones fronterizos.

“Necesitamos seguridad en la frontera con la presencia policial y militar, pero que también que se cumpla con el artículo 249 de la Constitución y se establezca una ley de desarrollo fronterizo que contemple los recursos económicos para los gobiernos locales”.

Lucía Sosa, prefecta de Esmeraldas, aclaró que el gobierno se comprometió en apoyar al sector de frontera, sobre todo a la provincia de Esmeraldas, “donde se suscitaron los últimos hechos violentos que han cobrado vidas de ecuatorianos y nos mantienen en luto”.

Indicó que pidieron aumentar la seguridad, tomando en cuenta que está próximo un feriado nacional. Sosa anunció que mañana, jueves 26 de abril, las prefecturas realizarán una marcha “por la paz , la vida, soberanía y por el desarrollo económico de la frontera de este país”.

El prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, indicó que los operativos no debe limitarse a las carreteras o puestos de control, sino extenderse a otros sitios que podrían ser blanco de ataques, como puentes.

El prefecto de Sucumbíos, Guido Vargas, adelantó que la próxima semana se reunirán con el embajador de los Estados Unidos, Todd Chapman, para tratar estos temas que “a nosotros nos afecta como ciudadanos, porque en estas provincias tenemos el turismo, comercialización de los productos de la zona, el intercambio de bienes y servicios con el país hermano de Colombia”.

Fuente: El Telégrafo