Las declaraciones hechas en las últimas horas por el fiscal General de la Nación, Carlos Baca Mancheno, han generado la molestia al interior del Parlamento, incluso de su máxima cabeza.

El Telégrafo

Baca Mancheno, durante esta semana, ha “calentado” el ambiente de cara al juicio político que enfrentará este jueves 26 de abril en el pleno de la Asamblea Nacional.

El fiscal afirmó en entrevistas que tiene “una lista de asambleístas que son frecuentes clientes de la Fiscalía (…) y que hacen política en los pasillos de la Fiscalía”. Además afirmó que la Fiscalía General del Estado tiene abiertas investigaciones en contra de legisladores.

“Hay asambleístas con enriquecimientos ilícitos, hay asambleístas que han participado en ciertos hechos. Sí, hay asambleístas investigados. Pero no se preocupen, yo no soy un canalla como otros sí han sido conmigo”, dijo Baca en declaraciones recogidas por el portal Ecuadorinmediato.com.

Estos comentarios han sido tomados como “amenazas” al interior del Legislativo. La presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, comentó que “hemos pedido al fiscal que nos haga llegar con precisión los nombres y los hechos que ha hecho referencia.

Me parece que este momento no caben ese tipo de comentarios, no le encuentro el sentido cuando está a puertas de un juicio político”. Así se refirió Cabezas al pedido hecho por ella y los jefes de bancadas al fiscal Baca para que explique el alcance de sus declaraciones.

La titular del Parlamento recordó que este jueves será “donde él (Baca) tendrá su tiempo para exponer sus argumentos y en función de eso el bloque de Alianza PAIS se pronunciará y tomará una decisión final. Hay de por medio una comisión que recomendó llevar esto a un juicio político”.

Lo cierto es que Baca acudirá este jueves 26 de abril al Pleno de la Asamblea con un halo de “advertencias” sobre sus hombros. También esta semana dijo que hoy explicará al país “por qué hubo tanta paz en la frontera norte” durante la administración de Rafael Correa entre 2007 y 2017.

Baca mantiene desde febrero pasado un cruce de acusaciones con el legislador José Serrano, exministro del Interior en la presidencia de Correa.

El fiscal divulgó un audio de una conversación entre Serrano y el excontralor Carlos Pólit, ahora prófugo de la justicia. Ese diálogo le costó la Presidencia de la Asamblea a Serrano.

Fuente: El Telégrafo