Guillermo Lasso, líder del Movimiento CREO, en entrevista en Notimundo con Patricia Terán, se refirió al anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de incluir en las elecciones del 2017 una consulta popular en donde se pregunte a los ciudadanos si están de acuerdo con prohibir que personas que tengan sus dineros en paraísos fiscales opten por un cargo de elección popular.

Guillermo Lasso, líder del Movimiento CREO, en entrevista en Notimundo con Patricia Terán, se refirió al anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de incluir en las elecciones de 2017 una consulta popular en donde se pregunte a los ciudadanos si están de acuerdo con prohibir que personas que tengan sus dineros en paraísos fiscales opten por un cargo de elección popular. En este sentido, el político afirmó que esta propuesta deja ver el nerviosismo del Jefe de Estado porque sabe que el ‘correísmo’ perderá las próximas elecciones. “Y sabe, también, quién se las va a ganar”, dijo.

Lasso señaló, además, que este tipo de planteamientos lo que buscan es tapar la “indecencia” de algunos de los funcionarios del Gobierno actual que están vinculados a los Papeles de Panamá, y que estas iniciativas son tiros al aire que buscan tapar los problemas que tiene su administración. En este sentido, afirmó que es público que tiene un banco en Panamá desde 2013, que se encuentra formalmente establecido y que fue debidamente autorizado por la Superintendencia de Bancos. “Está bajo control del Superintendencia de Bancos y el mismo, del cual soy accionista, capta dinero en el extranjero para que sea invertido en Ecuador”, afirmó.

Sobre la propuesta del dinero electrónico, el precandidato a la Presidencia indicó que desde el punto de vista técnico si se trata de un medio de pago es viable. Pero, según lo anunciado por Gobierno, sería una moneda alternativa al dólar. “Entonces, sería absolutamente inconveniente”, afirmó Lasso, quien añadió que el Banco Central del Ecuador, a partir de la vigencia de la Ley, puede emitir dinero electrónico sin tener respaldo.

Asimismo, detalló que en los nueve años de este Gobierno se han aprobado 26 reformas tributarias, que crean y elevan las tasas de los impuestos, y esa sería, dijo, una política inconveniente porque desde el Estado se “le mete la mano” al bolsillo a los ecuatorianos para hacerle fácil la vida al Gobierno. “Con estas políticas se le resta capacidad de consumo y bienestar al ecuatoriano”, detalló.