Compartir

“Se trata de por las buenas o por las malas acabar con la Revolución Ciudadana”. Así se refirió el Presidente de la República, Rafael Correa, a la estrategia de movilización que mantiene el movimiento CREO con el fin de deslegitimar la victoria electoral de Lenín Moreno.

El Ciudadano

Moreno, candidato de Alianza PAIS, fue oficializado como el ganador de la última contienda electoral, de acuerdo a las cifras oficiales entregadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

CREO, cuyo candidato es el exbanquero Guillermo Lasso, ha denunciado supuestas irregularidades en la elección, pero hasta el momento no ha presentado pruebas que sustenten sus denuncias.

Además, tanto veedores internacionales como nacionales, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), entre otros organismos y países, han reconocido el triunfo en las urnas de Moreno y han felicitado la transparencia del proceso electoral ecuatoriano.

“Las misiones de observadores, la OEA y el Departamento de Estado de los EE.UU. han felicitado a un Presidente electo por las urnas, no porque salió en un periódico. Ellos (CREO) saben que perdieron las elecciones. Hubo más de 320.000 personas contando votos y resulta que todos quisieron perjudicar a Lasso”, manifestó el Primer Mandatario, quien cumplió este martes una intensa jornada de trabajo en Manabí, una provincia afectada por las lluvias e inundaciones.

El Primer Mandatario descartó las supuestas pruebas que CREO dice tener. La oposición apostó por el recuento de más de 1.700 actas, las cuales finalmente resultaron en más votos para Lenín Moreno. Luego dijeron que hubo un ‘apagón’ informático, pero tampoco se presentaron pruebas, ya que ambos partidos recibieron el resumen del ingreso de votos. No hubo ninguna irregularidad.

“Ellos en la prensa privada prepararon el supuesto fraude. Pero hasta Nebot, Aguilar y Durán Barba sabían que Lasso iba a perder”, expresó el Presidente Correa.