Compartir

El presidente Rafael Correa, recibió este miércoles, el título de Doctor Honoris Causa otorgado por la Universidad Nacional de Córdoba de Argentina, por su contribución a la integración de América Latina y su “ideario humanista, transformador y de reconocimiento de la historia pluricultural”.

Con esta distinción, Correa suma docena de reconocimientos similares por parte de prestigiosas universidades de Chile, Paraguay, Rusia, Estados Unidos, Perú, Turquía, República Dominicana, España y Francia.

“Lo que se reconoce es la larga vida de patriotismo que lo llevó a combatir (desde la Presidencia) las injusticias y desigualdades, a ampliar derechos (…) se reconoce su fuerte convicción y vocación publica de servir a los pueblos no solo de Ecuador sino del América Latina”, señaló el rector de la Universidad argentina, Francisco Tamarit.

Destacó también que el gobierno de Rafael Correa y su partido político Alianza País les devolvió a los ecuatorianos “la confianza en sus instituciones y la construcción de un Estado defensor de los intereses de la sociedad, con gobernabilidad y democracia”.

Dijo que Correa ha realizado un trabajo político trascendental en favor del continente “para lograr un proyecto de cohesión social y soberanía que respete la individualidad de los países”.

Tras firmar en el Libro de Oro de la Universidad y recibir la medalla y diploma que acredita el reconocimiento, el mandatario de Ecuador agradeció la distinción al señalar que la esencia de ese logro fue el cambio de las relaciones de poder. “En la Revolución Ciudadana el poder lo tiene el pueblo”, apuntó.

En su discurso, el presidente de Ecuador repasó los cambios registrados en la nación andina: Reducción de la pobreza y desempleo, incremento del salario real, mejora en servicios públicos de salud, educación y disminución de la desigualdad.

Citó como ejemplo la decisión de cuadruplicar el presupuesto para Salud y Educación durante los ocho años  de gestión, lo que equivale al 2% del PIB y que constituye una cifra superior al promedio de América Latina que s de 0,8%.

En este sentido, se refirió a los resultados del Latinobarómetro, un estudio basado en la percepción de los ciudadanos de 18 países, que ubica a Ecuador en el primer lugar por gobernar para todo el pueblo, por la justa distribución de la riqueza y por la reducción de la corrupción; y en segundo puesto, luego de Uruguay, en satisfacción de la democracia.  “Este es un claro ejemplo de que la opinión pública es diferente a la opinión que se publica”, anotó.

Correa reconoció que 2015 ha sido un año difícil en materia política y económica (afectada por factores externos: bajo precio del crudo y apreciación del dólar) pero afirmó que “pese a los duros momentos, Ecuador nunca volverá a ser el de antes” porque “ya cambio”.

En un discurso, el presidente también se refirió al desarrollo turístico del país y a la propuesta que llevó a la Cumbre del Clima de Paris, en torno a la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental para proteger la naturaleza y obligar a pagar por daños ambientales.

Posterior al recibimiento de la distinción, el jefe de Estado tenía previsto cenar con estudiantes y becarios ecuatorianos en la ciudad de Buenos Aires, y el jueves, asistir a la ceremonia de posesión del presidente electo de Argentina, Mauricio Macri.