Compartir

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el miércoles que no sabía si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se apegaría al acuerdo nuclear de Irán del 2015, que muchos en Occidente ven como la mejor esperanza de evitar que Teherán obtenga una bomba nuclear.

CNN

Macron, seguido por la canciller Angela Merkel, visitó Washington la semana pasada con la esperanza de persuadir a Trump de que no vuelva a imponer sanciones sobre Irán antes del plazo del 12 de mayo y ponga en peligro el acuerdo de 2015, pero la Casa Blanca no sonó convencida.

Bajo el acuerdo, Teherán acordó limitar su programa nuclear a cambio de un alivio de sanciones económicas de Estados Unidos y otros países. El pacto fue acordado por Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia, Estados Unidos e Irán.

“No sé qué decidirá el presidente de Estados Unidos sobre el 12 de mayo”, dijo Macron a periodistas en Sídney después de reunirse con el primer ministro Malcolm Turnbull en una inusual visita de un presidente francés a Australia.

El martes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders dijo que el acuerdo sobre limitar el desarrollo iraní de armas nucleares fue alcanzado bajo pretensiones falsas porque el programa nuclear del país estaba más avanzado de lo que indicó en ese momento.

Macron dijo que había defendido la idea de un acuerdo más amplio de Irán con Trump, que fue recibido “muy positivamente”.

“Sólo quiero decir que cualquiera sea la situación, tendremos que preparar una negociación más amplia y un acuerdo más amplio porque pienso que nadie quiere una guerra en la región y nadie quiere una escalada en términos de tensión en la región”, agregó el presidente francés.

La visita de Macron a Australia, la segunda de un mandatario francés, llega en medio de tensiones en el Pacífico donde Francia tiene numerosos intereses.