Compartir

El presidente de la República, Lenín Moreno, asiste a la sesión solemne por los 482 años del proceso fundacional de Guayaquil.

El Telégrafo

El acto se realiza en los exteriores de la Plaza de la Integración desde las 17:00, ante decenas de ciudadanos que se apostaron en el sitio desde tempranas horas. Entre los presentes constan el presidente de la Asamblea, José Serrano, además de los ministros Miguel Carvajal, de Defensa; Eva García, de Industrias; Vanessa Cordero, de Agricultura.

También Augusto Barrera, titular de la Senescyt, entre otras autoridades. Esta sesión es la primera en nueve años que reúne al alcalde Jaime Nebot con un Presidente de la República. “Unos pocos nos criticarán, Señor Presidente, a usted por aceptar esta invitación y a mí, por invitarlo.

Todos los demás quieren que las ciudades se gobiernen con sensatez sin cabida al odio y al sectarismo”, apuntó Nebot al inicio de su intervención. El burgomaestre señaló que es posible coincidir “en temas básicos y necesarios para que nuestros conciudadanos progresen en libertad”.

Respecto al trabajo municipal, Nebot dijo que la regeneración urbana crea trabajo, movimiento económico y eleva la calidad de vida y la autoestima de los habitantes de la urbe. Mencionó la firma del contrato con Astinave, que “iniciará con prontitud el primero de los grandes muelles” del Malecón Simón Bolívar. También la suscripción de la ampliación del convenio de delegación de la competencia para dragar el canal de acceso a los puertos de Guayaquil.

Añadió que los próximos días se licitará la construcción de otro puente que unirá el sector de La Aurora, en Daule, con Guayaquil. Nebot resaltó, además, que colaborará el programa ‘Casa para todos’ que lleva adelante el gobierno del presidente Moreno. “Ecuador solo saldrá adelante si podemos priorizar nuestras coincidencias, pese a nuestras diferencias y diversidades locales. No hay otra salida, ni otro camino al éxito”.

Fuente: El Telégrafo