Compartir

El presidente Lenín Moreno se reúne en el Palacio de Carondelet con colectivos de mujeres, que impulsan la lucha contra la violencia de género. En la cita está Rocío González, esposa del jefe de Estado, quien tomó la bandera de la lucha en contra de cualquier vulneración de género.

El Telégrafo

Moreno convocó a la Cruzada Nacional contra la Violencia contra la mujer y la familia, en donde pidió que sumen todos los ciudadanos del país, “para defender a las mujeres agredidas”.

A su criterio, la violencia contra la mujer no se puede ver con indiferencia y por ello “debe ser atendido como un problema de educación y salud pública”. Motivó a las mujeres a denunciar para que los casos se judicialicen. “No más silencio”, exclamó.

El Jefe de Estado indicó que se fortalecerán los mecanismos para que se faciliten las denuncias. Pidió que los centros de acogida estén más cerca del área rural. Anunció que se crearán más “espacios de acogimiento, con calidez y ayuda”. Convocó a los ecuatorianos a desechar el pensamiento patriarcal.

Recalcó que en su gobierno se fortalecerán las políticas públicas, “que estarán orientadas a garantizar techo, empleo y salario digno”.

El Jefe de Estado señaló que el año pasado se registraron 73 femicidios, eso significa un promedio de uno cada cinco días.

Afirmó que hasta junio pasado, se registraron 76 femicidios; es decir se duplicaron llegando a ser uno cada dos días y medio. Margarita Carranco, del colectivo Nosotras por la Democracia, calificó como “un momento histórico” al encuentro con las mujeres de colectivos contra la violencia de género. “Para nosotros es trascendental estar en Carondelet discutiendo un tema estructural, sistémico”.

Carranco habló de la esposa del Jefe de Estado, Rocío González, de quien dijo “siente que tiene la voluntad política de apoyar a tu esposo en las causas sociales”. A su criterio este problema es “estructural”.

Manifestó que junto con ONU Mujeres se creen una agenda para luchar a favor de los derechos. Pidió También solicitó una hoja de ruta, “para saber qué vamos a hacer, sino nos volvemos a perder”.

Marcela Miranda, representante de la organización Colectivo de Mujeres Valdivia, también cree necesaria una agenda común.

A su criterio, Moreno será será “el artífice de la necesidad por acabar en esta sociedad con tanta violencia”.

Fuente: El Telégrafo