Compartir

El Gobierno de Ecuador, a través de la Secretaría Nacional de Comunicación, aclaró que el presidente de la República, Lenín Moreno, no ha dispuesto, en ningún momento, la salida del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la embajada en Londres.

Twitter

La aclaración es de unas declaraciones que hiciera el mandatario ecuatoriano durante una visita que cumple en España. El comunicado oficial explica que, ante una pregunta acerca de cuál es la situación de asilo de Assange, en la que una periodista en España dice que “no se puede prolongar eternamente y que en algún momento habrá que darle una salida”, el presidente Moreno respondió que “sí, pero que esa salida deber darse mediante conversaciones entre los gobiernos de Ecuador e Inglaterra”.

“Si nosotros estamos hablando que el diálogo es el mejor mecanismo de acercamiento y entendimiento, hemos de ser nosotros los primeros en practicarlo”, apuntó Moreno en su respuesta.

Las agencias recogen, incluso, que el mandatario sostuvo que el caso es asunto que se está tratando también con los asesores legales de Assange. Según Moreno, “inclusive es hasta violatorio de los derechos humanos que una persona permanezca demasiado tiempo asilada”.

Reiteró, no obstante, que “nunca” estuvo de acuerdo con que se intervengan correos privados para obtener y difundir información, por más valiosa que sea, sobre ciertos actos “indeseables” de gobiernos.

Moreno señaló que “no está dentro de la normativa internacional, ni dentro de nuestro deseo, ni de los deseos del señor Assange, permanecer refugiado toda la vida”, indicando, por tanto, que en algún momento “tenemos que dar solución a este problema heredado”.

Assange, que obtuvo la nacionalidad ecuatoriana en 2017, está requerido por la justicia de Estados Unidos y permanece refugiado en la embajada del Ecuador en Londres desde 2012.

Fuente: El Telégrafo