Compartir

El Presidente de la República, Lenín Moreno, fue recibido hoy en audiencia privada por el papa Francisco, con quien se reunió durante 42 minutos en la Biblioteca del pontífice.

EFE

La larga reunión entre ambos, la primera que mantienen, comenzó a las 10:00 horas locales (04:00 de Ecuador). Tras darle la bienvenida, el Papa recibió al Primer Mandatario ecuatoriano en la sala del Tronetto, del Palacio Pontificio. Moreno le dijo “Santidad” y le estrechó la mano antes de entrar a la reunión con el Papa en la Biblioteca, donde se desarrolló la reunión privada.

El presidente ecuatoriano, que llegó el jueves a Roma en una gira que le llevará después de Italia y el Vaticano a España, intercambió después de la conversación con el Papa varios regalos con el Sumo Pontífice.

Moreno entregó a Jorge Bergoglio una caja con chocolates, con muestras de todas las variedades que se elaboran en el Ecuador, un sombrero y un adorno de escritorio en plata de las Islas Galápagos. Al recibir los chocolares, el Papa dijo: “esto es una buena ayuda para los que necesitan colesterol”.

A propósito de ese archipiélago el Papa dijo: “Nunca he ido. Tienen un buen obispo. Excelente obispo, un franciscano joven”. El Pontífice, por su parte, entregó a Moreno una pequeña escultura que representa un olivo y comentó: “me gusta darla a todos los gobernantes.

Es su tarea, la paz”. Francisco dio a Moreno además sendos ejemplares de sus exhortaciones “Amoris Laetitia” y “Evangelii Gaudium” y la encíclica “Laudato sii”; al entregarle esta última le comentó: “de lo que hablamos sobre el Amazonas”. Posteriormente saludó a la comitiva ecuatoriana, compuesta entre otras personas por la esposa de Moreno, Rocío Gonzalez; la ministra de Exteriores, María Fernanda Espinosa; los ministros Miguel Carvajal (responsable de la Secretaría de la Gestión de la Política) y Enrique Ponce De León (Turismo).

Fuente: El Telégrafo