Compartir

El presidente de la República, Lenín Moreno, durante su encuentro con los miembros de la Confederación de Jubilados y Pensionistas de Montepío del Ecuador, les pidió que sean "cautos" al momento de presentar propuestas, debido a la situación económica que afronta el país.

El Telégrafo

“Tengan la seguridad total de que estamos trabajando por ustedes. El programa ‘Mis Mejores Años’ está dirigido a aquellos grupos vulnerables. Nosotros tenemos y debemos proveerles de un futuro.

Sabemos que los jubilados tienen una jubilación baja, es verdad. Se han hecho ajustes, pero la situación económica no es fácil. Tenemos que ser cautos en nuestros pedidos, conforme vayamos mejorando las cuentas públicas podemos hablar de mejoras más sustantivas.

Hay pedidos que son perfectamente aceptables”, apuntó Moreno. Manuel Muñoz, presidente de los jubilados, indicó que le presentarán al Mandatario las siguientes propuestas: la mejora de pensiones jubilares; un representante de los jubilados en directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y el respeto a la autonomía de dicha entidad. “Le apoyamos en su gestión modernizadora.

A los jubilados apoyamos sus actuaciones en la lucha contra la corrupción. Creemos que el sistema de corrupción afectó no solo a la fe ciudadana e institucionalidad del país, sino por la sustracción ilícita de fondos públicos generó perjuicios para la ciudadanía, en especial para la obligación del Estado de proveer servicios suficientes a los grupos más vulnerables”.

En ese encuentro participan también el secretario (e) de la Política, Miguel Carvajal; el ministro del Trabajo, Raúl Ledesma, y el director del IESS, Richard Espinosa, quien manifestó la importancia de reunirse con los jubilados, que se enmarca en el gran Diálogo Nacional para construir, principalmente, la nueva ley de seguridad social.

“Es cierto que se han avanzado en ciertas instancias, pero falta muchísimo por hacer y estamos absolutamente conscientes de aquello”, dijo Espinosa. Esta confederación concentra 455 mil jubilados, divididos en 16 federaciones nacionales y provinciales, y 144 asociaciones.

Luego de esa reunión, el Mandatario mantuvo un encuentro con el Parlamento Laboral. Allí lamentó que el Gobierno no haya tenido acercamientos con ese grupo. “El Gobierno Nacional ha estado cosechando el encuentro laboral y eso no podía pasar más tiempo.

Ustedes no pueden estar ausentes del diálogo nacional”, dijo. Raúl Ledesma, ministro de Trabajo, indicó que tras varios años, el Parlamento Laboral se reúne con un Mandatario.

Fuente: El Telégrafo