Compartir

En octubre, el Ministerio de Finanzas comienza la etapa de revisión, análisis y validación de la información para la elaboración de la Pro forma Presupuestaria del 2019, que de acuerdo con el cronograma, deberá presentar a la Asamblea Nacional para su aprobación hasta el 1 de noviembre.

Shutterstock

A diferencia de la Pro forma 2018, el documento que presentará el Ministro de Finanzas para el próximo año deberá incluir compromisos por USD  5 817 millones, lo que presionará a la caja fiscal. De este monto, el 88% corresponde a compromisos con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) (ver recuadros).  El resto tiene que ver con la deuda que mantiene el Fisco con exfuncionarios que se acogieron a la jubilación voluntaria y con los mayores beneficios establecidos en la Ley Amazónica, aprobada el año pasado.

Esta norma obliga al Estado a aportar a un fondo para el desarrollo de la zona. Estas obligaciones elevarán los gastos el próximo año. Según el Plan Prosperidad, presentado en agosto, los gastos corrientes -aquellos que engloban salarios del sector público, mantenimiento del Estado y los aportes a la seguridad social- se incrementarán del 17,5% del PIB, que se estima para el 2018, a 18,20% en el 2019.

Fuente: El Comercio