La mañana de este jueves 18 de julio en Guayaquil, se celebró el primer matrimonio igualitario en el país; tras cumplir los requerimientos y validar su unión, la pareja logró contraer matrimonio legalmente.

Matrimonio-igualitario
Diane Rodríguez, defensora de los derechos LGBTI, fue una de los testigos del matrimonio de Michelle y Alexandra. Crédito: Redes Sociales.

 

Alexandra Chávez, de 41 años, y Michelle Avilés, de 23, llegaron la mañana de este jueves 18 de julio al Registro Civil, en el centro de Guayaquil. Tras cancelar la tasa requerida para el proceso y validar los datos, contrajeron matrimonio.

No usaron vestidos ni trajes elegantes en este día especial. Ambas vistieron pantalones y blusas de mangas largas. Se mostraron nerviosas. Michelle apretaba con fuerza su ramo de rosas blancas.

En la ceremonia estuvieron acompañadas de Diane Rodríguez, directora de Silueta X, y un grupo de jóvenes que portaba carteles con la frase “Matrimonio igualitario por siempre”.

La tasa para el trámite corrió por cuenta de la Cámara de Comercio GLBTI.

Tras finalizar con los trámites previos, la pareja acudió a una sala donde una delegada de matrimonio las esperaba. Allí, tras el “sí acepto”, ambas fueron declaradas “legalmente casadas”.

Al salir de la sala, la pareja expresó su felicidad. “Estoy muy contenta, porque pensábamos inicialmente tener una unión de hecho”, expresó Michelle. Contó que tienen cuatro años de relación.

“Se que muchas personas no lo ven bien, pero nosotras no le hacemos daño a nadie”, añadió.

El matrimonio de esta pareja lésbica se produce luego de cumplir los requisitos y una vez publicada en el Registro Oficial, el 8 de julio del 2019, la sentencia de la Corte Constitucional relativa al matrimonio igualitario.

Andrea Albán, coordinadora zonal 8 subrogante del Registro Civil, explicó que en cumplimiento a la resolución de la Corte, hoy se realizó la primera ceremonia de una pareja del mismo sexo en el país.

El servicio es por igual al que se le da a un heterosexual. No hay discriminación”, recalcó.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK