La jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Daniella Camacho, vinculó al exdirector de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), Pablo Romero, y al excomandante de la Policía, Gral. Fausto Tamayo, a la investigación por el presunto secuestro del exasambleísta Fernando Balda.

El Telégrafo

En la audiencia, realizada este jueves 31 de mayo, la magistrada dispuso la prisión preventiva para Romero y Tamayo, señalados como presuntos autores mediatos de los delitos de asociación ilícita y secuestro. También extendió por 30 días más la instrucción fiscal. El fiscal general del Estado, Paúl Pérez Reina, sustentó su acusación y dijo que el plagio de Balda es un “crimen de Estado”, porque se habría utilizado fondos y funcionarios públicos. Tamayo cumple sentencia por otro caso, el de los pases policiales, mientras que se desconoce la ubicación de Romero, por lo que Fiscalía solicitó que se disponga a la Interpol su localización.

Ayer, el exasambleísta del Partido Sociedad Patriótica (PSP) acudió a la CNJ para reconocer su firma en el pedido para actuar como acusador particular en el proceso judicial por su secuestro, ocurrido el 13 de agosto de 2012 en Bogotá (Colombia). Balda recalcó que el expresidente Rafael Correa “es el gran autor intelectual de mi secuestro, que fue un crimen de Estado”. Su abogado, Felipe Rodríguez, reveló que si Rafael Correa es vinculado, no tardarán en presentar la acusación particular, que ya tienen lista. Dentro de este proceso judicial, desde el 20 de marzo pasado están detenidos los agentes policiales Luis Ch., Diana F. y Jorge E. Luis Ch. es el único agente que se ha acogido a la cooperación eficaz y está entregando información.