Compartir

El estrés trae varias complicaciones, no únicamente relacionadas con la tensión muscular, sino también digestivas.

Shutterstock