Compartir

Unos $ 6 millones por indemnización al daño ambiental de capturar especies en la Reserva Marina Galápagos tendrá que pagar el propietario del buque chino para su devolución, según la resolución de la Sala de lo Penal de la Corte Provincial de Justicia del Guayas en el caso de este delito ambiental.

Asímismo, los jueces sentenciaron a 3 años de prisión para el capitán del barco Fu Yuan Yu Leng 999 y sus tres ayudantes por ser actor y coactores del delito ambiental de pescar especies en protegidas. Los 16 tripulantes fueron declarados cómplices del hecho con una pena de un año de prisión. Las 20 personas de origen chino permanecían en la cárcel El Rodeo, en Portoviejo, desde el pasado 13 de agosto.

Esta audiencia se cumplió tras la apelación que la defensa de los detenidos realizó tras el primer fallo que se dio la noche del domingo 27 de agosto, en la que al capitán le dieron 4 años de cárcel. Los defensores de la tripulación aseguraron que el buque es carguero, y supuestamente no se dedica a labores de pesca, que viajaba desde China y que en las cercanías de Taiwán adquirió la carga. A su vez, iba a abastecer con esa carga a buques pesqueros en Perú, dijo.

Agregó que el capitán tuvo un “error” al cruzarse casi toda la Reserva y criticó que se haya destruido la carga antes de la sentencia. El Parque Nacional Galápagos (PNG) determinó que en las bodegas del buque había 6.623 tiburones, entre especies de tipo martillo, sedoso, zorro ojón, y mako.

El mes pasado, la DPNG y la Armada del Ecuador completaron el proceso de destrucción de la carga, con un inventario de las especies transportadas, así como el traslado de la embarcación al puerto de Manta, donde fue entregada al Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar).

Fuente: El Universo