Compartir

En Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, Adrián Bonilla, subsecretario de Educación Superior de la Senescyt, habló sobre los problemas que existen en esta preparación. Al respecto, explicó cuáles son las reformas que plantea la entidad a la Ley Orgánica de Educación Superior como solución.

El Ciudadano

Adrián Bonilla, subsecretario de Educación Superior de la Senescyt, insistió en que se mantendrá el examen de admisión a las universidades. Aún así, reconoció que existen problemas como la desventaja de algunos estudiantes al rendir esta prueba porque no cuentan con todos los conocimientos necesarios.

Otras de las dificultades son la “disminución en estatus de la educación técnica y tecnológica”  y “la reducida capacidad que tienen los centros educativos en relación al creciente número de bachilleres que desean acceder a educación de tercer nivel”, señaló el funcionario.

Ante esto, Bonilla informó que las propuestas están encaminadas a la creación de cursos propedéuticos o preuniversitarios administrados por las propias universidades y la elaboración de cursos de nivelación. Además, se buscará la ampliación del cupo en las universidades, especialmente las públicas.

Otro de los puntos sería el fortalecimiento y la mejoría de la educación técnica a través de “la generación de dispositivos para construir un subsistema de Educación Superior Técnica y Tecnológica que reciba a los estudiantes que salen del colegio y valore este nivel de profesionalización”, añadió.

El Subsecretario mencionó, además, que existen asuntos relevantes, pero no urgentes que deben ser resueltos. Entre ellos está el mantener la titularidad de los profesores, ampliando el plazo hasta que algunos de ellos obtengan un Ph.D. Asimismo, debe mejorar la tipología de clasificación de las universidades.