Compartir

Más de media hora estuvo cerrada la vía Perimetral, a la altura de Pascuales (norte de Guayaquil), debido a que moradores del sector quemaron llantas en protesta por la muerte de una niña que fue atropellada la noche del sábado 26 de diciembre.

La protesta se registró aproximadamente a las 10:00 del domingo 27 de diciembre. La medida de hecho originó un gran congestionamiento y obligó a la intervención de personal de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para controlar el flujo vehicular. También llegaron elementos de la Policía Nacional para controlar la situación.

Al punto arribaron autoridades de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), institución encargada del control de tránsito en esta vía. Tras dialogar con los manifestantes, se logró disolver la protesta. Después del mediodía se permitió el paso vehicular. La comunidad exige mayores controles en el lugar, debido a que el paso de peatones es constante.