La ministra de Gobierno recalcó que se autorizó a los funcionarios que realizan el levantamiento de cadáveres, a que firmen la razón de la muerte.

Crédito: EFEE.

La autoridad sanitaria en el país no está realizando pruebas de coronavirus (COVID 19) a aquellos que fallecen sin un pronóstico médico determinado.

La titular del Ministerio de Gobierno, María Paula Romo reconoció este viernes que las pruebas para detectar el COVID 19 se están haciendo únicamente a las personas que muestran síntomas virales.

En el caso de aquellos que mueren en sus hogares, por ejemplo, se los está registrando como posible muerte por coronavirus, anomalías respiratorias o neumonía. “No estamos haciendo pruebas a las personas que han fallecido”, anotó Romo en una entrevista radial.

Sus declaraciones se dan en medio de los reclamos ciudadanos, sobre todo en Guayaquil, porque no se recogen cadáveres de familiares que permanecen en sus casas y hasta en las veredas, por temor a un posible contagio con COVID-19.

Según Romo, el trabajo está agitándose, pues “estamos haciendo una atención diaria sin más retrasos. Hemos alcanzando a ponernos al día”, indicó.

Agregó que para agilitar los trámites de defunción, se ha permitido que los funcionarios que realizan el levantamiento de un cuerpo -miembros de la Policía Nacional o Criminalística– sean quienes firmen los certificados, y así evitar el trámite de que un médico suscriba las razones de la muerte.

También advirtió que como parte de las medidas del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional se ha autorizado “requisar” las carrozas fúnebres, de ser el caso, que no quieran dar atención. Después se les reconocerá los costos, aclaró la ministra.

Adicionalmente, informó que para evitar la propagación del virus en las Islas Galápagos, se envió “su propio aparato médico” para que los habitantes se puedan realizar las pruebas de coronavirus y que los cercos epidemiológicos “se hagan a tiempo”.

Fuente: El Universo – Nota Original: aquí