Los estadounidenses van hoy a unas de las elecciones más polarizadas de las últimas décadas y tendrán que elegir si le extienden el contrato a Donald Trump por cuatro años más o lo despiden para poner en la Casa Blanca al exvicepresidente Joe Biden.

Pero vivir con una derrota, si es que pierde, no sería el único problema para el mandatario. De acuerdo a medios locales, si Trump pierde los comicios podría tener problemas en un futuro cercano.

El magnate podría volverse vulnerable a varias investigaciones sobre su negocios, cuyos por menores siempre ha mantenido en la mayor privacidad posible.

Además se enfrenta a demandas de difamación de mujeres que lo acusan de agresiones sexuales, así como acusaciones de haber usado la presidencia para el beneficios de sus negocios personales, según una publicación de CNN.

Ya se ha visto cómo ha luchado por retrasar la entrega de sus declaraciones de impuestos. Mientras fiscales de Nueva York llevan adelante una investigación criminal.

“En todos los aspectos, su salida del cargo hace que sea más fácil para los fiscales y los demandantes en casos civiles llevar los procesos en su contra”, explicó a CNN Harry Sandick, ex fiscal federal.

Incluso hay políticos opositores a Trump que piden que tras el fin de su mandato, si se da, se arme una comisión de fiscales independientes para que examine sus actos.

Nota Original: El Universo – LINK