Compartir

El expresidente Rafael Correa donó a su hijo, Rafael Miguel, su vivienda, valorada en USD 422 000. El predio está ubicado en el sector de Monteserrín, en el norte de Quito. El traspaso del inmueble se solicitó el 18 de junio del 2018, a través del Consulado de Ecuador, en Bélgica.

Foto: El Ciudadano

En esa sede diplomática, el expresidente, conjuntamente con su esposa, cedieron un poder especial a Pierina Correa. La idea era que la hermana del expresidente pueda realizar la notarización del traspaso de la vivienda, a favor de Rafael Miguel.

También para que pueda inscribir el cambio en el Municipio de Quito. El poder especial se emitió a favor de Pierina Correa, ya que el hijo del expresidente es menor de edad. El documento señala que se reserva el usufructo vitalicio a favor de la esposa del exmandatario, Anne Marie Malherbe.

La donación a favor del hijo de Correa se concretó una vez que culminó el periodo de instrucción fiscal, que lo vinculó penalmente en la investigación del secuestro de Fernando Balda. Ahora, se prepara la audiencia evaluatoria de juicio, en la que se podría prohibir la enajenación de bienes de los imputados.

Es decir, prohibir las transferencias a terceros. El abogado de Rafael Correa, Caupolicán Ochoa, indicó que el traspaso de la vivienda del expresidente es un asunto de su vida privada, que no le compete a nadie más que a él.