El expresidente de la República, Rafael Correa, quien gobernó el país entre 2007 y 2017, aspirará a la vicepresidencia en las elecciones de 2021, en representación del movimiento Revolución Ciudadana (RC), según confirmó este lunes a agencias internacionales el asesor de comunicaciones del exmandatario, Amauri Chamorro.

Crédito: Agencia EFE.

El binomio de la Revolución Ciudadana para las elecciones presidenciales de 2021 tendrá a Andrés Arauz como candidato a presidente en una fórmula similar a la seguida el año pasado en Argentina por la exgobernante Cristina Fernández.

En sus declaraciones, Chamorro explicó que “es la decisión de la Dirección del Movimiento”, y que aunque es “oficial”, aún no se ha hecho el “anuncio”.

La Unión por la Esperanza, alianza de izquierdas de la que forma parte RC y por la que Arauz y Correa acudirían a los comicios, convocó para este martes a una rueda de prensa virtual en la que anunciará las candidaturas.

El exprefecto de Guayas, Jimmy Jairala, cuyo movimiento Centro Democrático pertenece a este alianza, comentó en su cuenta de Twitter que con este binomio, Unión por la Esperanza “ha priorizado la necesidad de acometer en los graves problemas económicos del país”.

La nominación de Correa, que reside en Bélgica desde 2017, era esperada hace tiempo por sus partidarios más inmediatos, que trataban de encontrar al candidato ideal para completar el binomio.

Arauz, de 35 años y experto en economía pública, se desempeñó brevemente como titular de Cultura al término del último Gobierno de Correa y en estos momentos se encuentra en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) completando un doctorado en Sistemas Internacionales de Pago.

El Grupo de Puebla anunció en un comunicado que Arauz se incorporó a ese grupo, “engrosando la la lista de más de 45 liderazgos políticos de 14 países diferentes que se agrupan en el foro iberoamericano”.

La candidatura de Correa también estaba pendiente de la evolución judicial del caso “Sobornos 2012-2016”, en el que fue declarado culpable de cohecho en primera y segunda instancia.

El caso “Sobornos” juzga una presunta red de corrupción mediante la cual se recibieron aportes indebidos en el palacio presidencial para la financiación irregular del movimiento oficialista Alianza PAIS, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a empresas.

La defensa del expresidente ecuatoriano presentó el 7 de agosto, en Quito, un recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ) contra la condena a 8 años de prisión a la que fue sentenciado.

Sin embargo, su candidatura ahora, explicó Chamorro, bloquearía el proceso judicial de forma temporal, dado que los candidatos electorales disponen de inmunidad durante el proceso, por lo que no habría tiempo para una condena en firme.

“La candidatura se presentará esta semana”, aseguró el portavoz a EFE, en un registro que se llevará a cabo por poder a través del Consulado ecuatoriano en Bélgica, donde reside Correa.

La posibilidad de aspirar a la vicepresidencia, en una fórmula similar a la empleada por Fernández en Argentina, la tiene en mente Correa desde hace más de dos años, ante la imposibilidad de aspirar a la reelección como máximo mandatario tras un referendo en 2018 que lo prohibió.

Nota Original: El Universo – LINK