Compartir

El Consejo de Ministros aprueba cuatro reales decretos, que incluyen el cese del Govern y los altos cargos de la Generalitat y el cierre de las 'embajadas' catalanas en el exterior. Los Mossos pasan a depender de Interior.

CNN

El Gobierno ha acordado la destitución de Carles Puigdemont y todo su Govern en el Consejo de Ministros extraordinario que se ha celebrado este viernes. El Gobierno ha aprobado un total de cuatro reales decretos, que incluyen el cese de altos cargos de la Generalitat y la supresión de órganos paraestatales como las delegaciones de Cataluña en el exterior. El Consejo de Ministros no ha acordado, de momento, la creación de una autoridad de Gobierno específica para Cataluña. Pero lo hará en los próximos días.

En el Consejo ordinario, celebrado poco antes del extraordinario, se ha recurrido al Tribunal Constitucional la declaración de independencia en el Parlament. Pero la primera decisión del Ejecutivo al amparo del artículo 155 de la Constitución ha sido el cese fulminante de Puigdemont y todos su consejeros. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el Gobierno ha aprobado en un primer decreto la destitución de Puigdemont tras la proclamación de la república catalana. Un segundo decreto recoge el cese del vicepresidente Oriol Junqueras y el resto de los consejeros.

El Gobierno ha aprobado en un tercer decreto la designación de nuevos órganos y autoridades para cumplir con la resolución del Senado. Este documento es el que reparte las competencias de la Generalitat entre los distintos ministerios del Gobierno central. Los Mossos, por ejemplo, pasan a depender del Ministerio del Interior. El último decreto incluye ceses de altos cargos y otra serie de cambios en la estructura de la Generalitat.

Estos cambios estructurales incluyen la supresión de estructuras como las ‘embajadas’ catalanas o el llamado Consejo Asesor para la Transición Nacional. Estos órganos dejan literalmente de existir, según el acuerdo del Consejo de Ministros.

Todos estos decretos conceden un marco de actuación al Gobierno que deberá desarrollar en los próximos días. Es decir, que los distintos ministerios harán sus propios nombramientos.

Según ha confirmado este diario, el presidente Mariano Rajoy ha decidido no crear un nuevo órgano de Gobierno para Cataluña. Tal y como informó EL ESPAÑOL, la gestión de Cataluña quedará delegada en la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios. Pero es probable que en los próximos días se cree una autoridad específica para coordinar la gestión diaria del nuevo gobierno catalán.

El Gobierno y el PSOE han acordado una aplicación del artículo 155 que prevé restablecer la legalidad y el orden constitucional en Cataluña y convocar elecciones en un plazo máximo de seis meses.

Fuente: El Español