El muro de John Lennon de Praga, que durante décadas fue el único lugar del centro de esta ciudad donde los grafiteros pudieron exponer su creatividad, se reabrió este jueves con una "nueva cara" tras su reconstrucción integral y mostrando trabajos sobre el amor y la libertad de más de 30 artistas checos e internacionales.

Shutterstock

Este trabajo fue coordinado por el diseñador Pavel Stastny, autor del logotipo del foro cívico, movimiento que abanderó el expresidente y dramaturgo Vaclav Havel en el tránsito de su país a la democracia tras la revolución de terciopelo de 1989, de la que ahora se celebran 30 años.

“Los artistas necesitan libertad y tiempo, y hoy acabaremos de pintar el muro a altas horas de la noche”, reconoció a EFE Stastny, para quien la cooperación de una treintena de artistas procedentes de cinco países “ha funcionado”.