Compartir

Asediado por el alto riesgo de que el parlamento lo destituya, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, cayó hoy nuevamente en una encuesta privada en la que la mayoría pide su renuncia.

EFE

El mandatario, según el sondeo de Ipsos, es aprobado solo por uno de cada cinco peruanos, mientas el 54% cree que no debe terminar su mandato en 2021 y, por el contrario, debe renunciar. La consulta verificó una caída de la aprobación presidencial de 23 a 19 por ciento respecto a enero último, mientras la desaprobación creció de 70 a 75 por ciento.

El sondeo, además de indicar que Kuczynski perdió cuatro puntos en un mes, señala que en el sector socieconómico E, el más pobre, tiene un aval de apenas 16%. En ese contexto, en el que la mayoría de las bancadas parlamentarias plantean que Kuczynski debe ser destituido por viejos negocios presuntamente indebidos con la empresa brasileña Odebrecht, se intensifican rumores sobre su posible dimisión. Pese a su precaria situación, el mandatario pidió en los últimos días que cesen los conflictos políticos y que lo dejen gobernar, tras intentar infructuosamente obtener el apoyo de sectores de derecha y centro al atribuir a la ‘extrema izquierda’ el afán de desalojarlo del palacio de gobierno.

La parlamentaria progresista Marisa Glave rechazó los argumentos que piden preservar la gobernabilidad para impedir la destitución del presidente y señala el contexto de grave crisis de corrupción propiciada por el modelo económico neoliberal y agravada por la implicación de Kuczynski en la misma.

Fuente: El Telégrafo