Red Hot Chili Peppers tocó el viernes pasado frente a las pirámides de Giza en Egipto y entretuvo a más de 10,000 personas en el lugar y muchas más a través de una transmisión en vivo por internet.

El Farandi

En un escenario coronado por las siluetas de los tres monumentos, la banda de funk rock abrió el espectáculo con el tema “Can’t stop” del álbum “By the way” de 2002 y continuó con “Californication”, “Dark necessities” y otros éxitos.

El concierto, realizado bajo una estricta seguridad, fue promovido por el Ministerio de Turismo de Egipto, que intenta convertir nuevamente al país en un importante destino después de que un alzamiento de 2011 y los años siguientes de agitación alejaron a muchos visitantes.