Compartir

La relación que existe entre Ecuador y China "se presta para más fortalecimiento, para más cercanía, para más asociación estratégica" en muchos temas, aseguró la ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa.

Agencia Andes

La canciller de Ecuador ofreció una entrevista a Xinhua en el marco de los trabajos del 47 Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), celebrado en el balneario mexicano de Cancún (sureste) con el lema “Fortaleciendo el diálogo y la concertación para la prosperidad”.

China es un gran socio no solamente en términos económicos sino también políticos, dijo la responsable de la política exterior del Ecuador.

En ese sentido, detalló que para su país China es un socio estratégico, ya que “ha sido corresponsable de la transformación de nuestra matriz energética”, así como del sector productivo. “Seguiremos esa línea y seguiremos profundizando la relación de amistad”, apuntó Espinosa.

En materia comercial, aseguró la ministra que si bien se trabaja en ello, también existen varios retos en su país, como el ampliar las exportaciones de productos primarios pero también, dijo, la capacidad de productos con valor agregado a los mercados asiáticos, particularmente a China.

El banano y el camarón siguen siendo los principales productos agropecuarios que Ecuador exporta al país asiático, y en menor cantidad la madera aserrada, particularmente de balsa, cacao, harina de pescado; y, desde el año pasado, mango.

“Tenemos mucha expectativa y un compromiso de mejorar nuestra canasta exportable, productos con valor agregado, productos que no vendan solamente los grandes exportadores, pero también de esa gran fuerza económica que es la economía popular y solidaria”, acotó.

Además, la canciller ecuatoriana calificó como “completa” la relación bilateral pues aseguró que además del aspecto comercial o económico, va más allá y se trabaja en otras áreas como la defensa, seguridad, protección civil y el sector turístico.

“Queremos atraer turistas chinos al Ecuador, un país que además de ser de los pocos en Latinoamérica que no solicitan visa, queremos multiplicar los turistas e inversiones chinas”, indicó.

Asimismo, dijo, existen otros temas relevantes en los cuales China tiene “gran capacidad” para el desarrollo de Ecuador, principalmente en el tema de la sustentabilidad, “con su gran capacidad tecnológica y su esfuerzo por la promoción de energías renovables”.

En noviembre de 2016 el presidente de China, Xi Jinping, viajó a Ecuador, una visita que se considera histórica y una gran oportunidad para cerrar negocios gracias, en buena medida, a la reducción arancelaria al banano, camarón y flores.

El punto central de la visita de Xi fue la inauguración del proyecto hidroeléctrico Coca-Codo Sinclair, la mayor obra del gobierno ecuatoriano, que se construyó con el financiamiento y  empresas chinas por un valor de 2.200 millones de dólares.

A su vez, para China, Ecuador se ha convertido en un importante socio de financiación e inversión.

Espinosa indicó que dentro de la agenda de trabajo que mantendrá su país dentro del Grupo 77+China, el cual actualmente preside Ecuador, uno de los temas prioritarios será el impulso de la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

“Hay una agenda amplia de trabajo como el de la financiación para la Agenda 2030, pues es importante contar con un adecuado financiamiento y un financiamiento que se adapte a las necesidades y niveles de desarrollo de cada uno de los países, eso es fundamental; la agenda de cambio climático es central pero también la agenda de paz y que tiene que ver con desarme”, acotó.

Asimismo, subrayó que dentro de esa misma agenda incluye la de derechos humanos pero también la igualdad de género e igualdad de niños y adolescentes, mismas que “están en la agenda e impulsaremos con la membresía de los 134 países que forman este bloque de importantes países en desarrollo”.

El G-77 fue creado el 15 de junio de 1964, conformado en principio por 77 países, aunque en la actualidad el número de miembros asciende a 134. La ceremonia de traspaso contó con la participación del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y otros diplomáticos en representación de los países miembros del G-77+China.

Fuente: Agencia Andes