Compartir

La entrada de recursos al Fisco producto de la renta petrolera aumentó en el primer semestre de este año, en comparación con igual período del 2017.

Imagen referencial Shutterstock

Entre enero y junio pasados, los ingresos por exportaciones del crudo subieron un 27%, de acuerdo con datos del Banco Central del Ecuador.

El alza de la renta petrolera se explica por el incremento del precio promedio por barril de crudo ecuatoriano, que subió de USD 43,2 a 60,5. Esto fue posible pese a una caída de la producción nacional de crudo de 533 900 barriles de petróleo por día (bppd), en promedio, a 514 400 bppd, en el primer semestre.

La disminución se debió a una baja en la producción estatal del 6%, mientras que el sector privado subió en un 5%. Petroamazonas cerró los primeros seis meses del año con 398 900 barriles por día, según datos del BCE.

La firma espera una caída para el cierre del año en el bombeo de crudo de todos sus campos, con excepción del Bloque 43-ITT (campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini), que inició sus operaciones en septiembre del 2016 y hoy está en un promedio de 75 000 barriles por día.

Alex Galárraga, gerente de la empresa estatal, explicó que en algunos campos maduros, como Cuyabeno y Oso Yuralpa, no ha habido un incremento porque se requiere de mayores inversiones para perforar, pero “el riesgo es alto”.

“Es necesario que en las inversiones del Estado se minimicen los riesgos y se maximice la rentabilidad. Estos son campos maduros de hace 30-40 años”, subrayó Galárraga y aclaró que al ser una compañía pública tiene restricciones presupuestarias.

El presupuesto actual de Petroamazonas es de USD 2 800 millones, mientras que en 2014 era de USD 4 735 millones. En las decisiones de inversión de la empresa -indicó- influye el precio del crudo. Ahora con un WTI de USD 65 por barril, se comenzará desde este mes a invertir en nuevas perforaciones en varios campos.