El Ministerio Público de Honduras hizo hoy un requerimiento fiscal contra una quinta persona implicada en el asesinato, el pasado 3 de marzo, de la defensora de derechos humanos y ambientalista Berta Cáceres.

Se trata de Emerson Duarte, hermano del capitán retirado Edilson Duarte, uno de los cuatro que hoy están compareciendo en audiencia ante un juzgado de Tegucigalpa, informó el Ministerio Público en un comunicado.

Emerson Duarte, según la nota oficial, tenía en su poder el arma con la que habría sido asesinada Berta Cáceres en la ciudad de La Esperanza, occidente del país, y fue detenido el pasado lunes durante la denominada “Operación Jaguar” de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), del Ministerio Público.

Los otros cuatro detenidos el lunes y que hoy comparecen en audiencia son Douglas Geovanny Bustillo, Sergio Rodríguez, el mayor del Ejército Mariano Díaz Chávez y el capitán Duarte, estos dos últimos los supuestos autores intelectuales del crimen.

“Las investigaciones del Ministerio Público profundizan sobre cuál fue la participación de Emerson Duarte el día en que ocurrió el crimen de la líder ambiental en la ciudad de La Esperanza”, añade el comunicado.

Uno de los acusados, Sergio Rodríguez, es empleado de la hidroeléctrica Agua Zarca, un proyecto que pretende desarrollar la empresa Desarrollos Energéticos (DESA) en el occidente del país centroamericano, a lo que se oponía Berta Cáceres por considerar que representa un grave daño al ambiente.

El director de la ATIC, Ricardo Castro, dijo el pasado día 3 que Cáceres fue asesinada “por su trabajo” en defensa del ambiente y que las pruebas científicas contra los presuntos responsables del crimen son “contundentes”.

“Las líneas -de la investigación- se van a ver el viernes, pero sí les puedo decir que es por su trabajo”, el asesinato de Cáceres, indicó Castro a periodistas en Tegucigalpa.

Cáceres era además coordinadora general del Comité Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).