Compartir

En el pasado, Robbie Williams ha generado polémicas en más de una ocasión por su mal comportamiento, adicción al alcohol y las drogas, y su constante depresión y desórdenes mentales. Sin embargo, el cantante británico, lejos de negarlo o evadir el tema, ha hablado abiertamente de ello a través de distintas plataformas.

Instagram Oficial

“[La depresión y la ansiedad] no existían cuando yo batallé contra ellas. Afortunadamente, estos son nuevos tiempos donde se habla acerca de ellas y ya no son despreciadas”, comentó a The Sunday Times Magazine, en una entrevista.
En la misma, Williams reconoció que una de las principales causas de sus desórdenes mentales es, sin duda, la fama: “No sé si hubiese sido un enfermo mental sin fama. No creo que hubiese sido tan grave o tan poderoso si no hubiese sido por la fama”, comentó el artista de 43 años.