Compartir

Rocío de Moreno visitó, esta mañana, a varios artesanos que se dedican a la elaboración de figuras en mazapán, una tradición que se mantiene por décadas en la parroquia de Calderón (Quito) y que constituye un atractivo turístico de la zona.

El Telégrafo

Carlos Calderón, representante de la Unión Artesanal de Productores Progresistas de Mazapán (Masarte), contó que el gremio, que agrupa a 15 miembros, continúa con las tradiciones de sus padres y abuelos. Por ello, el dirigente saludó la visita de la esposa del Presidente Lenín Moreno.

“Es un grato honor y un impulso para nosotros”, precisó. Lilia Ochoa se dedica hace 35 años a esta labor. Sus creaciones están basadas en las etnias indígenas del Ecuador como la Zápara, Shuar y Huaorani; las expende en una isla de un centro comercial de la capital. ”Me inspiré en los niños y en la necesidad de concientizarlos sobre el rescate de nuestra cultura”, señaló Ochoa.

Su emprendimiento también está complementado por la elaboración de mermeladas de pétalos de rosas, miel de abeja y otros productos. Para realizar las figuras de mazapán se requiere de materiales como maicena y anilinas que no pierdan coloración al mezclarse con la masa.

La Primera Dama, luego de recorrer el centro artesanal que expone figuras de ángeles, pesebres e indígenas, precisó que es un mérito que los artesanos sigan manteniendo esta tradición. ”Tenemos que apoyarlos y difundir su arte”, manifestó.

Además, invitó a la ciudadanía a que en festividades, como la Navidad, adornen con estas figuras los árboles y nacimientos de sus hogares. Al concluir su visita a varios emprendimientos acompañó al Primer Mandatario, Lenín Moreno, a un almuerzo en el mercado de Carapungo, donde recibió el saludo de varios comerciantes del centro de abastos.

Fuente: El Telégrafo