Compartir

Roger Waters, fundador y otrora integrante de la banda Pink Floyd, recibió simultáneamente abucheos y aplausos la noche de este miércoles en Sao Paulo en un concierto en el que criticó al ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato que disputará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil.

Shutterstock

El rockero de 75 años consiguió dividir en dos a los cerca de 45 mil espectadores que asistieron a su concierto en el estadio Allianz Parque de Sao Paulo. Así dejó en evidencia la polarización que existe en Brasil entre el ultraderechista y el socialista Fernando Haddad, su rival en la segunda vuelta de las presidenciales el 28 de octubre próximo.
Waters, conocido por su activismo político, publicó en una pantalla gigante en la que su concierto era retransmitido simultáneamente en el estadio una lista con líderes mundiales que calificó de neofascistas, en la que incluyó al ultraderechista brasileño, así como al presidente estadounidense, Donald Trump.