El Gobierno de Colombia y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) reiniciaron hoy en La Habana su quinto ciclo de diálogos de paz con el objetivo de concretar avances en las negociaciones y tras la negativa de Ecuador de continuar como garante y sede de las conversaciones.

EFE

En la capital cubana, que ya acogió las negociaciones con las FARC, ambas partes anunciaron que trabajarán por concretar un nuevo alto el fuego bilateral nacional y el diseño de la participación de la sociedad en el proceso de paz.

El líder del equipo negociador del Gobierno con el ELN, Gustavo Bell, dijo sentirse “razonablemente optimista” en lograr “resultados concretos y favorables a mediano plazo”, mientras que el jefe de la delegación de la guerrilla, Pablo Beltrán, afirmó que “ninguna adversidad hará que se levanten de la mesa” de diálogo.