La mañana de este 7 de enero, se desarrolló la presentación de los resultados técnicos obtenidos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Ecuador sobre la evaluación externa realizada a cinco proyectos petroleros del gobierno de Rafael Correa.

Twitter- Recursos y Energía/ Rueda de Prensa sobre informe PNUD

El gerente general de Petroecuador, Pablo Flores, habló de un “un modelo de gestión nefasto” en los proyectos: Refinería Estatal de Esmeraldas, Refinería del Pacífico, Terminal Marítimo Monteverde, Poliducto Pascuales Cuenca y Planta de Gas Natural Bajo Alto. Además, informa que para reparar los cinco proyectos hidrocarburíferos analizados por el PNUD se requerirán alrededor de USD 650 millones. Según Flores, la cifra es referencial.

Entre octubre y diciembre de 2018, tres empresas internacionales especializadas, contratadas bajo licitación con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizaron la evaluación técnica de estos proyectos  para determinar su situación actual y así recomendar las acciones y mecanismos que permitan su adecuada operación y gestión técnica y financiera.

El pasado jueves 3 de enero de 2019, el presidente de la República, Lenín Moreno, denunció al gobierno de Rafael Correa (2007-2017) por supuestos sobreprecios por al menos 2.450 millones de dólares en el área petrolera, tras auditorías con el apoyo de la ONU.

Evaluación de @ONU_es confirma sobreprecio e irregularidades en 5 proyectos petroleros del régimen anterior”, dijo a través de su cuenta en Twitter el mandatario Lenín Moreno, exaliado y exvicepresidente de Correa entre 2007 y 2013.

Al día siguiente, el viernes 4 de enero, el secretario particular de la presidencia, Juan Sebastián Roldán, y el ministro de Energía, Carlos Pérez, acudieron la Fiscalía General del Estado y Contraloría para presentar los documentos sobre las presuntas irregularidades.

La administración de Moreno mantiene un acuerdo anticorrupción con la Organización de Naciones Unidas (ONU), en cuyo marco fueron auditadas cinco grandes obras petroleras impulsadas por el gobierno de Correa, quien desde 2017 reside en Bélgica y es prófugo de la justicia nacional.

“Venimos ante usted a hacer la entrega formal de la documentación entregada por las empresas que fueron contratadas a través del PNUD, Naciones Unidas, para el análisis de los cinco proyectos”, expresó Pérez al contralor subrogante Wilson Vallejo.

El gobierno dejó alrededor de 2.500 hojas para que la Contraloría “se sirva analizar la información y tomar las acciones que juzgue pertinente”, añadió.

Tras recibir los resultados de las auditorías a cargo de empresas de España, Estados Unidos y Reino Unido, contratadas mediante licitación del PNUD, Moreno denunció el supuesto multimillonario perjuicio para el Estado el jueves por la noche a través de radio y televisión.

Las conclusiones son tan vergonzosas y escandalosas”, señaló el gobernante, apuntando que por los cinco proyectos se pagaron unos 4.900 millones de dólares “cuando debió costar apenas la mitad o menos”, y que “no puede quedar en la impunidad este atraco a los fondos públicos”.

El jefe de Estado anunció que solicitó a la ONU investigar también el manejo de recursos de la seguridad social y para la construcción de hidroeléctricas y otras obras consideradas emblemáticas de la gestión de Correa.

Cinco exfuncionarios de Correa ya han sido juzgados por corrupción como el exvicepresidente Jorge Glas, condenado en primera instancia a seis años de cárcel por recibir sobornos por 13,5 millones de la brasileña Odebrecht.

Moreno y Correa sostienen una pugna de poder que llevó a una crisis del oficialismo.

Una comisión cívica estimó que en la década de la gestión de Correa, los hechos de corrupción alcanzaron unos 24.742 millones de dólares.

Fuente: Ecuavisa- Nota original: LINK