Roque Sevilla, empresario ecuatoriano, aseguró que el sector turístico depende del nivel de crisis de los países de origen de los visitantes; porque los extranjeros han dejado de proyectar nuevos viajes, tras los últimos brotes de COVID-19 a escala global.

NotiMundo - Derechos Reservados

La alerta mundial por el brote de coronavirus ha producido  pérdidas económicas para el sector turístico a nivel internacional. En Italia, por ejemplo, se espera una baja de más de 30 millones de visitantes, lo que generaría una pérdida de alrededor de USD 8 200 millones, en el próximo trimestre. En Ecuador, este sector ha demostrado su preocupación por un posible bajón económico, a las puertas del feriado de ‘Semana Santa’.

El empresario, Roque Sevilla, explicó, en NotiMundo Estelar, que el sector turístico nacional ha experimentado ya las consecuencias negativas, tras la confirmación de casos de coronavirus en el país.

Algunas de las repercusiones del COVID-19 en el sector turístico, aseguró Sevilla, son: la falta de demanda por parte de turistas y la cancelación de reservas realizadas con anterioridad. Además, añadió que, en este último, se realiza la devolución total en el caso de que ya están pagadas.

El empresario mencionó que hace dos semanas, el sector empezó a “sentir que el cuadro de ventas futuras se paraliza”; por ejemplo, el Gobierno de Estados Unidos, país con mayor flujo de turistas en el Ecuador”, ha recomendado a la ciudadanía norteamericana “no viajar” especialmente en “regiones alejadas” y cruceros. Lo que pronostica una reducción en los ingresos de en esta área del turismo.

Sevilla comentó que el tiempo aproximado de duración de esta crisis será de dos meses, desde la confirmación de casos de coronavirus en el país. Asimismo, destacó que “más rápido que el virus, contagia el miedo”, por lo que recomendó “ser cuidados con los gastos” para superar esta posible crisis.

Escucha la entrevista aquí: