Compartir

La Asamblea Nacional avanzó en el segundo debate del proyecto de Ley Orgánica para el Fomento Productivo, calificado como urgente en materia económica. El martes 19 de junio se registraron 20 intervenciones de legisladores de distintos movimientos políticos.

El Telégrafo

En el debate, voceros de las bancadas de CREO, PSC, BIN y Revolución Ciudadana expusieron serios reparos al texto, por lo que, aseguraron, sus votos serán negativos o abstentivos si no se atienden sus observaciones.

Héctor Yépez (CREO) señaló que preocupa cómo están estructuradas las reglas fiscales para el manejo de la deuda pública, pues durante tres años no existirá techo para que el gobierno se endeude. “No hay parámetros cuantificables o medibles. Si esa precisión se diera, lo apoyaremos. Pero tal como está, el proyecto resulta un cheque en blanco y sería irresponsable votar así”, comentó Yépez.

Otro aspecto, a su juicio, es que no existe suficiente apoyo al sector agropecuario. Desde el PSC, Vicente Taiano, manifestó que la bancada no votará a favor si no se incluyen sus propuestas como mediación internacional, no gravar la décimo tercera y décimo cuarta remuneración, y eliminar el impuesto de 2×1000 que se paga en Guayaquil. Tampoco están de acuerdo con la regla fiscal en cuanto a los tres años libres de límites de endeudamiento.

“Se supone que debemos conseguir en conjunto una ley que verdaderamente sea fomento, reglas claras. Y el texto está muy lejos de aquello”, indicó Taiano. Por el ala correísta, Mauricio Proaño aseguró que tampoco darán sus votos. Entre sus observaciones más críticas están la remisión tributaria a grupos económicos y la revisión al impuesto a la salida de divisas (ISD).

“Siempre dicen que menos impuestos, más inversión, (pero) en el mundo está comprobado que no es así. En el país se retuvieron $ 7.000 millones por el ISD en 10 años, eso es el 5% de lo que salió que son $ 133.000 millones”, anotó Proaño. Los miembros de la Bancada de Integración Nacional (BIN) se abstendrán si no se frena el gasto público y se deja abierta la posibilidad a que el gobierno se endeude sin restricciones durante tres años, explicó Eliseo Azuero.

“No es posible que se recaude lo que se recaude si el gasto público continúa incrementándose en asesores y gastos dispendiosos, simplemente no habrá dinero que alcance”, mencionó Azuero.

Ante los comentarios de los asambleístas, el ponente de la ley y presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Esteban Albornoz (AP), respondió que sí existen los votos suficientes y que durante el debate se analizarán todas las propuestas. “Los informes fueron aprobados por unanimidad. Es importante que se haga una evaluación de cuál sería el impacto.

Hay que seguir conversando, lo importante es sacar una ley positiva para el país”. Para que la ley sea aprobada se requieren al menos 70 votos afirmativos. Alrededor de las 22:00 la sesión fue suspendida. El debate se retomará el jueves 21 de junio, a partir de las 14h00, según lo dispuso la primera vicepresidenta, Viviana Bonilla Salcedo.

Fuente: El Telégrafo