Al menos seis personas murieron el lunes 2 de abril del 2018 en manifestaciones de miembros de las castas inferiores en India, que protestaban contra una decisión de la Corte Suprema, anunciaron las autoridades locales.

Shutterstock

El mes pasado la corte anuló una ley que obligaba a arrestar sistemáticamente a los sospechosos de discriminar o agredir a las castas más bajas, consideradas más desfavorecidas, argumentado que esa ley podía usarse de manera abusiva.

Tras el fallo, varias organizaciones de “dalits” (antes conocidos como “intocables”), que representan una población de 200 millones de personas del total de 1 250 millones que tiene India, lanzaron una huelga general. Hubo protestas en varios estados del norte del país, como Punyab, Biahr o Rajastán.

En Madhya Pradesh (centro) , cuatro personas murieron en las manifestaciones, dijo Rishi Kumar Shukla, un alto responsable de la policía estatal. “La situación está ahora bajo control”, aseguró.

Una quinta persona murió en Uttar Pradesh y otra más en Rajastán, informaron las policías locales. En la ciudad de Meerut, cerca de Nueva Delhi, los amotinados quemaron una comisaría de policía, según medios locales.

También lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad. El gobierno indio lanzó un llamado a la calma y aseguró que recurriría la decisión de la Corte Suprema. La causa “dalit” es una cuestión electoral crucial, tanto para el poder como para la oposición, en vistas a las elecciones legislativas de 2019.

Aunque la discriminación de los “dalits” está prohibida por la Constitución, es una realidad para millones de personas. La semana pasada una mujer “dalit” de Gujarat (oeste) fue golpeada a muerte porque era propietaria de un caballo, considerado un símbolo de poder y riqueza.

Fuente: El Comercio