El Presidente de la Asamblea indicó que combatirá el "trueque entre algunos correístas y una bancada dirigida por Guillermo Lasso", de los cuales aseguró buscan generar "ingobernabilidad".

El Universo

Mediante un video colgado en su muro de Facebook, José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional, aceptó que mantuvo conversaciones telefónicas con el excontralor Carlos Polit, quien se encuentra en calidad de prófugo en Estados Unidos.

El legislador asrguró que estuvo en contacto con el exfuncionario para defender los intereses del país. “Acepto que he tenido conversaciones telefónicas, por eso, en la Asamblea Nacional, informaré detalle a detalle, palabra por palabra la razón de mis hechos. Hablo y hablaré con quién sea necesario para defender los interés del país”, indicó en el video.

Serrano expresó que mediante su “foro natural, en la Asamblea Nacional, informaré detalle a detalle, palabra por palabra la razón de mis hechos y, por supuesto, lo que aún me falta por decir”. Indicó combatirá el “comportamiento descalificador de personas que son capaces de mentir, forjar y manipular documentos, extralimitándose ilegalmente en sus funciones”.

Otra de las acciones que evitará será el “trueque entre algunos correístas y una bancada dirigida por Guillermo Lasso”, de los cuales aseguró buscan generar “ingobernabilidad al ganador indiscutible de las dos últimas elecciones: el presidente Lenín Moreno”.

Mencionó además que Viviana Bonilla, quien lo sucedería en el cargo en caso de salir de la presidencia de la Asamblea, “dijo: no al límite a la reelección indefinida, no al cambio en el Consejo de Participación Ciudadana, hoy, se quieren tomar la Asamblea Nacional por asalto, y, siendo los perdedores, buscan reconfigurar el primero poder del Estado a su antojo”.

También se refirió a la conformación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) Transitorio, como resultado de la decisión ciudadana en la consulta popular del pasado 4 de febrero.

Además resaltó “la derogatoria total de la Ley de Plusvalía como lo pidió la ciudadanía en la consulta popular, con más del 60 por ciento de apoyo”.

Fuente: El Telégrafo