Compartir

Con 103 votos a favor y 3 abstenciones, la Asamblea Nacional resolvió, a las 20:00 de ayer, la destitución del titular del Legislativo. Además dio paso al proceso de juicio político contra el fiscal General del Estado, Carlos Baca Mancheno y no aceptó un pedido de reconsideración del parlamentario Henry Cucalón.

El Telégrafo

Cinco horas aproximadamente duró la sesión del poder Legislativo que al final resolvió la destitución de José Serrano como presidente de la Asamblea, así como llevar a juicio político al fiscal Carlos Baca Mancheno.

Durante las comparecencias del Fiscal y Serrano hubo cruce de acusaciones. A las 15:15 inició su comparecencia Baca Mancheno, quien insistió en que es víctima de persecución política por su lucha contra la corrupción. Casi dos horas habló ante el plenario y detalló cronológicamente el proceso contra el excontralor Carlos Pólit por recibir $ 10 millones de la red de corrupción de Odebrecht en Ecuador.

Aseguró que desde ese momento surgió la versión de un supuesto informe de Contraloría, con indicios de responsabilidad penal en su contra, que data de cuando presidía la Comisión del 30-S. Se centró en un dato recogido por los medios: el 4 de agosto el abogado de Pólit renunció porque su entonces cliente tenía una estrategia de defensa política y no técnica. Hubo otro hecho: la reunión que mantuvo José Serrano con el político Fernando Villavicencio.

Luego del encuentro mencionado en el portal Focus, que maneja Villavicencio, este publicó una información con el supuesto informe de la Comisión del 30-S. Luego Thania Moreno, quien ejerce como fiscal subrogante, abrió una investigación en su contra.

Aseguró que la Fiscal tomó declaración a Villavicencio y al excandidato vicepresidencial, Andrés Páez, y ambos le entregaron el supuesto informe, pero ese texto fue desconocido por el contralor subrogante Pablo Celi, quien pidió a Thania Moreno que le indicara de dónde salió el documento. Baca aseguró que se trata de copias simples, las mismas que también fueron exhibidas por Pólit en entrevistas con medios ecuatorianos e internacionales.

Sobre la Fiscal, Baca aseguró que tuvo a su cargo el caso ‘Pases policiales o Estrella dorada’, “una trama de la Policía Nacional para vender pases policiales”. Leyó parte del expediente, donde dos de los involucrados (no reveló nombres), aseguran que Moreno pedía pases policiales.

Baca habló de un complot entre Serrano, Moreno, Villavicencio y Pólit para sacarlo del cargo y así detener sus investigaciones. Relacionó la denuncia del ministro del Interior César Navas con la investigación de una red de corrupción en esa cartera liderada por Serrano en el gobierno anterior.

Baca recordó la denuncia que hiciera una fiscal por amenazas y presiones para que dejara de investigar el caso. En la comparecencia reprodujo el audio de la conversación entre Pólit y Serrano, en el cual el segundo se queja de que (Baca) no respeta acuerdos, ignora a quién responde y tiene aspiraciones presidenciales.

Dijo que él no acuerda nada con nadie. Que si hay un acuerdo eso debe ser respondido por Serrano. En la última parte se refirió a los hechos del 30-S. Dijo que ese día hubo muertos y heridos y que la Comisión que presidió no persiguió a nadie, como ahora manifiesta Pólit.

Luego de eso Carlos Bergmann, quien dirigió el pleno, suspendió la sesión por 15 minutos. Entonces vino el turno de José Serrano. Él inició su alocución con el reconocimiento del error que significó la conversación con Pólit. Dijo que su equivocación fue creer que la llamada del excontralor era espontánea.

“Confieso haberme equivocado al atender esa llamada; carecí de malicia para no caer en esta proterva emboscada”, afirmó. Explicó que su diálogo con Pólit formaba parte de un proceso de fiscalización contra Baca, en su desempeño como titular de la Comisión del 30-S y que estaba interesado en el informe con indicios de responsabilidad penal que le fue entregado por Adrián Bustos, exfuncionario de la Contraloría.

A partir de allí Serrano arremetió contra Baca. Primero lo acusó de haber forjado el parte policial con el que se le entregó el audio de la referida conversación y recordó que la rueda de prensa donde el Fiscal presentó la grabación se realizó a las 09:00, pero el documento estuvo listo a las 13:00 del mismo día. Luego dijo que el Fiscal, minutos antes, había insinuado que existía una asociación ilícita entre Pólit, Serrano, Thania Moreno y Villavicencio en su contra.

Aseguró además que esa tesis había sido forjada. Presentó la declaración juramentada de un policía, quien pidió que protegieran su integridad y carrera. El uniformado, según Serrano, fue convocado el 5 de marzo a la Fiscalía para una reunión con el jefe de investigaciones de la entidad y el propio Baca. Allí se le habría pedido al agente que forjase un complot contra el Fiscal general del Estado en el que estaba involucrado Serrano. También denunció que se presionó a María Sol Larrea, involucrada junto a Ramiro González en una trama de corrupción en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), para que incluyera a Serrano.

Y lo acusó de acordar con Odebrecht la exoneración de responsabilidades a José Santos, exrepresentante de la constructora en el país. Luego intervinieron los asambleístas de diferentes bancadas, que coincidieron en la salida de Serrano y en el proceso de juicio político contra el Fiscal Baca. Tensión previo al pleno Desde la mañana, el Legislativo estuvo matizado con reuniones en los pasillos y a puerta cerrada. Faltaban pocas horas para definir el destino del titular del organismo y aunque las posturas ya estaban tomadas, sí se discutía sobre la votación. El día se inició con una tendencia en Twitter: #TeRespaldoPepe fue el hashtag, que empezó a viralizarse en apoyo al presidente del Legislativo.

Desde la mañana, llegaron miembros de la Policía antimotines que, aunque no se supo a dónde iban, sí ingresaron a la Asamblea Nacional. Uno a uno llegaron los legisladores. El primero fue Vicente Taiano (PSC), quien adelantó que para el bloque la postura es clara: juicio político para Baca y que se emitiera una resolución para la destitución de Serrano.

Taiano adelantó que el PSC no tenía previsto presentar candidato ni se sumará a la reestructuración de la Asamblea. Lo mismo consideró Roberto Gómez (CREO), quien recalcó que el movimiento no presentará ningún candidato sino que esperará lo que propongan otras bancadas. Héctor Yépez, legislador independiente, agregó que el nuevo presidente debe ser una persona con ética, capacidad en el tema legislativo -de preferencia con experiencia-, que no intente trabajar por la agenda del partido del que viene y que cohesione a todos los bloques.

Y adelantó que Bergmann no reunía las características y que Viviana Bonilla tampoco sería mocionada. Desde el oficialismo se barajaba el nombre de César Litardo, vicepresidente de la Comisión Ocasional, a cargo de la consulta popular. “Creo que a todos nos gustaría tener esa posibilidad (de ocupar la Presidencia), todos tenemos la capacidad, pero hay que esperar un poco”, dijo en la mañana el asambleísta.

Fuente: El Telégrafo