Camilo Pinzón, presidente del directorio de la Alianza de Emprendimiento e Innovación, sostuvo que la Ley abre la posibilidad de que en las etapas iniciales de un emprendimiento se necesite mayor flexibilidad en temas de contratación y que esto debe estar de la "mano" con las reformas laborales.

NotiMundo - Derechos Reservados

La Asamblea Nacional aprobó la Ley de Emprendimiento e Innovación este martes. Pese al veto parcial del presidente Lenín Moreno, el Pleno alcanzó y sobrepasó los 91 votos requeridos para ratificarse en 23 de las 73 objeciones que realizó el presidente Lenín Moreno. 

Entre las principales ratificaciones están que la ley tendrá el carácter de “orgánica” y creará el Consejo Nacional del Emprendimiento. El Legislativo también se ratificó en las obligaciones del Estado de asignar los recursos necesarios para implementar políticas públicas que se emitan en aplicación de la ley.

Por su parte, en NotiMundo Estelar, Camilo Pinzón, presidente del directorio de la Alianza de Emprendimiento e Innovación, señaló que la Ley de Emprendimiento crea una cooperación entre el sector público y privado para definir políticas y facilita la posibilidad de asignar recursos de “capital semilla” de los fondos públicos.

Mencionó que hay temas en los que se aún se tiene que seguir trabajando y no “cantar victoria”. “No podemos pensar que ya todos los elementos para fomentar el emprendimiento se han logrado. Se necesita que el Ejecutivo tome el liderazgo para plantear incentivos para el desarrollo del ecosistema de estas iniciativas“, añadió.

Sostuvo que existen varios perfiles, pero, sobretodo, la Ley promueve a que emprendedores quieran crear empresas que puedan crecer, generar empleo y escalar. Explicó que para que esto se lleve a cabo se necesita tiempo para acceder a mercados y posicionar productos.

Escucha la entrevista aquí: